¿Qué es un DCP (Digital Cinema Package)?

Por: Antonio Casado, experto en DCP/Timelapses.es / José Manuel Boza – Camaralia.com

El DCP, cuyas siglas significan “Digital Cinema Package” es, para entendernos, una versión digital de una película de 35mm.

Las ventajas de este formato son muchas. La primera es el tamaño físico. Al ser un medio digital, un DCP cabe en un disco duro y es fácilmente transportable. Un pequeño pendrive de 16GB puede albergar un cortometraje, trailers, spots…nada que ver con las pesadas, delicadas y engorrosas bobinas.
 
Luego estaría el precio. Todo el proceso es digital, y se eliminan muchos costes y problemas asociado al “transfer” a 35mm. Lo que no quiere decir que sea más sencillo, obviamente. Y por supuesto aparecen nuevos problemas con los que lidiar.
Pero, ¿Quién está detrás de este formato?. Hay dos organismos claves en todo este asunto. Por un lado está DCI, cuyas siglas significan Digital Cinema Initiatives. Creada en 2002 con el apoyo de Disney, Fox, Paramount, Sony Pictures, Universal y Warner. Es decir, prácticamente todas las grandes. Se unieron para crear unas especificaciones de carácter abierto a todo el mundo para que todos se pusiesen de acuerdo. Estas normas se llamaron DCI y todos los servidores digitales tendrían que cumplirlas para que los contenidos pudiesen ser reproducidos sin problemas. Este formato de DCP se denomina también “Interop” y nació oficialmente en 2005.
Por otro lado, se encuentra la SMPTE (Society of Motion Picture and Television Engineers), que amplía la norma DCI, aunque todos los proyectores deben ser compatibles DCI, algunos ya admiten los nuevos formatos que soportan la SMPTE
De hecho, el formato SMPTE será el que se use mayoritariamente, pues tiene soporte de 25 y 30 cuadros por segundo. Recordemos que desde el inicio, el cine SIEMPRE ha ido a 24 imágenes por segundo, algo que cambiará radicalmente dentro de poco, cuando se estrene el “Hobbit” a 48 FPS, y más adelante Avatar 2, a 60 FPS. Estas dos nuevas frecuencias de cuadro se denominan HFR (High Frame Rate).
Formatos de reproducción DCP (video y audio).
En lo que es imagen, tenemos tres formatos tanto en 2K como en 4K, llamados “Flat”, “Full” y “Scope”. Cadauno de ellos tienen resoluciones ligeramente diferentes.
Flat” es la más parecida a FullHD, teniendo una resolución de 1998×1080 pixeles, y correspondería al 1:85:1 de 35mm
Full” es la máxima resolución del formato, 2048×1080. Es un poquito más ancha que “Flat”. No tiene un uso extendido.
Scope” Es el formato más panorámico, son 2048×858 pixeles y correspondería al 2:35 de 35mm, aunque es más estrecho aún, 2:39
Las resoluciones en el caso de 4K son, sencillamente, el DOBLE que las de 2K.
Sobre el audio, hay que decir que tiene la máxima calidad posible. Va a 48Khz y 24bits, sin compresión alguna. La mezcla puede ser a 5.1 o a 7.1 aunque el sistema está preparado para 23.1 canales.
El DCP por dentro.

Aunque realmente es un conglomerado de letras y números que parece no dar demasiada información, lo cierto es que tras este batiburrillo de letras se esconde la información:
¿Qué es un DCP (Digital Cinema Package)?
Los dos ficheros con extensión “MXF” son los que el proyector usará para reproducir el DCP. Uno contiene la imagen y otro el sonido. El resto de ficheros son información sobre el DCP que necesita el servidor, para poder reproducirlos, además de decir quién ha realizado el DCP, etc.
Comparativamente es como un archivo de video cualquiera de vuestro ordenador, solo que sirve sólo y exclusivamente para ser reproducido en servidores de cine digital.
Un DCP ocupa un ratio de alrededor de 1 Gigabyte por Minuto. Así, una película de 90 Minutos ocupará unos 100GBs aproximadamente. Dado que el sistema de compresión, basado en JPEG2000 y codificación de color XYZ a 12 bits por componente es extremadamente eficiente, el resultado visual es idéntico al master original.
Existen DOS tipos de DCP actualmente, ambos compatibles: INTEROP y SMPTE.
Interop es el formato más antiguo y es el más compatible de los dos, pues TODOS los servidores DCI deben soportarlo.
SMPTE es el formato más moderno, que poco a poco irá instalándose en todos los servidores.
Las diferencias entre ambos es el sistema de subtitulado, incompatibles entre sí pero mejorado en el caso de SMPTE, además de que en el caso de SMPTE se amplía a 25FPS y a 30FPS las opciones de reproducción, además de los modos HFR. Esto hace que se tenga que evitar el tocar el audio (que veremos más adelante) para poder pasar a 24FPS.
Actualmente, TODAS las películas comerciales vienen en Interop a 24FPS.
 
CineExport Plugin de Doremi  Labs para Final Cut
KDM: Que son y para qué sirven.
Un DCP es posible copiarlo y verlo en cualquier servidor de cine. Esto está bien para un tráiler, anuncios, promos o visionado de material controlado. Sin embargo cuando se trata de algo más sensible como una película, se necesita algo más.
Aquí es donde entran los KDMs, abreviatura de “Key Delivery Message” o más comúnmente, el sistema de protección y control de los DCPs.
 
Los KDM usan un triple sistema de control:
El primero de ellos se aplica a la hora de crear los archivos JPEG2000, como hemos visto antes. Así se impide que alguien no autorizado pueda reproducir el DCP en un dispositivo que no sea el adecuado. Es posible clonarla o copiarla, pero NO podría reproducirla, pues no tengo el KDM que me lo permita.
El segundo de ellos es el control de reproducción por tiempo. Esto hace que el DCP solo pueda ser reproducido durante un tiempo determinado, como método de “alquiler”. Una vez pasado el tiempo, la película no se podrá reproducir hasta volver a pedir un nuevo KDM.
El tercero de ellos limita al servidor donde se puede reproducir. Por ejemplo, el dueño de unos cines puede alquilar la copia de una película, y gracias a la picaresca, podría tener la idea de copiar la película en dos salas para sacarle más rentabilidad. Pues bien, la protección por número de serie del servidor hace que no se pueda reproducir. Así, los KDM ofrecen una triple protección y sirven como mecanismo de control.
Una de las particularidades de los KDM es que NUNCA vienen con el disco de la película. La vía de entrega es SIEMPRE diferente, y suele ser por email o en un pendrive que recibamos por separado.
Dicho KDM se mete en el servidor a través de un pendrive, lo que hace que la película se desbloquee y permita su reproducción.
Sistemas de almacenamiento
Los DCPs suelen venir en dos tipos diferentes de almacenamiento, los cuales están dirigidos a diferentes tipos de duración.
Los anuncios, los trailers y los cortos menores de 10 minutos de duración, suelen venir en Pendrives, pues ocupan poco espacio.
¿Qué es un DCP (Digital Cinema Package)?
Por el contrario, cortos mayores en duración de 10 minutos, documentales, películas…suelen venir en discos duros, que pueden ser de 2.5” autoalimentables, o de 3.5 con su carcasa protectora.
¿Qué es un DCP (Digital Cinema Package)?
A la acción de copiar el contenido del pendrive o disco duro se le llama “Ingestar”, que no es más que una copia de ficheros automática que se produce en cuanto se inserta el dispositivo por el puerto USB del servidor. No hay que hacer mucho más en ese sentido.
Servidores DCI (marcas, características).
Los servidores DCI son los que se encargan de gestionar los DCPs, crear listas de reproducción, y por supuesto, enviar la información al proyector. Prácticamente todos tienen un funcionamiento similar, permitiendo ingestar los DCPs por USB y por eSATA. Suelen estar mayoritariamente basados en Linux, aunque alguno de ellos se ejecuta bajo Windows.
¿Qué es un DCP (Digital Cinema Package)?
Existen mayoritariamente cuatro marcas de servidores, cada uno de ellos con su propio interfaz gráfico, pero todos ellos compatibles con la norma DCI, los cuales son, Qube, Doremi, Dolby y GDC.
¿Qué es un DCP (Digital Cinema Package)?
Recientemente, la empresa RED ha anunciado su propio servidor, llamado RedRay, que además de poder aceptar DCP, usa su propio formato, el cual según dicen baja aún más el bitrate manteniendo la calidad original. Promete dar un buen mazazo a una industria donde los precios no son precisamente económicos.
Proyección 2D y 3D.
Y llegamos al final, a lo que es la proyección en sí. Tanto el servidor que gestiona los datos como el proyector, suelen ser de marcas diferentes, pero tienen que “hablar” el mismo idioma, pues si el servidor dice “abrir pala”, el proyector debe entenderlo y “abrir pala”.
¿Qué es un DCP (Digital Cinema Package)?
En la proyección 2D no hay demasiado que contar, pues es una proyección similar a la de un proyector de 35 mm, solo que al ser digital, es más perfecta, más nítida, sin los problemas habituales que suceden en 35mm.
Las cosas cambian cuando es en 3D. Para empezar, la pantalla suele tener un material especial que refleja la luz, pues al ponerlos las gafas la luminosidad baja bastante y aunque las lámparas usadas en proyección son potentes, se nota. Es por ello que la lámpara se debe poner al doble de potencia para compensar esafalta de luz.
¿Qué es un DCP (Digital Cinema Package)?
Lamentablemente, en muchos casos eso no se hace, o bien se hace pero la sala es demasiado grande para la potencia lumínica, dando una experiencia negativa.
Luego, el proyector, según que casos, usa una rueda polarizadora que hace dirigir la luz de cada fotograma al ojo que le corresponde, alternando y sincronizando todo para que no notemos absolutamente nada.
En el caso de los sistemas activos, las gafas van sincronizadas con el obturador electrónico del proyector, haciendo que la imagen de cada ojo vaya acompasada, tapando el ojo contrario, pero también son más caras y por lo tanto, su implementación es muchísimo menor.
Futuro
El siguiente paso en la evolución digital tiene dos ramificaciones. Por un lado, el producir cada vez más contenidos en 4K, obteniendo así una imagen aún más nítida.
¿Qué es un DCP (Digital Cinema Package)?
Por otro lado, el aumento de la velocidad de cuadro. Desde el inicio se ha mantenido la cadencia de los 24FPS, pero al entrar el cine digital, estas limitaciones ya no existen, y próximamente se podrán ver películas a 48FPS y hasta a 60FPS
A nivel de proyección, ya se están desarrollando y se han anunciado proyectores LASER, en los cuales la falta de luz no es problema alguno pues la concentración de la misma sobrepasa a cualquier lámpara de Xenon. Asímismo, la imagen proyectada supera con mucho las proyecciones actuales, es prácticamente casi como ver la realidad, dada la latitud de la imagen proyectada.
Además, como la luz LASER ya está polarizada de origen, no hace falta polarizarla usando filtros que quitan intensidad de luz, con lo que al ver las proyecciones con las gafas pasivas (polarizadas), se verán con la misma intensidad que sin gafas, además de no colorearse las imágenes.
 

You may also like...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close