EL RITMO EN LA EDICION DE VIDEOS

Existe en muchos profesionales editores el concepto de que editar con ritmo es la seleccion de diferentes imagenes segun el ritmo de la musica que se impone.

 
Pero esta no necesariamente debe ser asi, antes de explicar un poco mas veamos algunos diferencias en edición:
Lineal continuo
Donde la acción se desarrolla con una unidad de tiempo y lugar. Los cortes solo establecen una selección de momentos significativos
 
Lineal condensado
La narración es continuada y lineal, pero comprende distintas etapas de una anécdota o proceso que se suceden en diferentes épocas y lugares.
 
Tiempos alternados
El transcurso del tiempo (continuo, condensado, o paralelo) es quebrado introduciendo escenas del pasado llamadas flashback; escenas premonitorias, proyecciones o imaginaciones del futuro; y también con alteraciones del tiempo real por medio de la cámara rápida, cámara lenta o inversiones en el que el tiempo retrocede (personas y vehículos marchan hacia atrás). Debemos mencionar también la llamada “elipsis”, una omisión temporal que establece una especie de vacío en la misma línea narrativa, cosa que permite enfatizar psicológicamente esa ausencia.
Conceptual
Se trata de una estructura liberada de las circunstancias de tiempo y lugar. Sucesivas tomas y escenas no pretenden desarrollar una estructura lógica de los hechos, sino de los conceptos. Las imágenes más dispares van orquestando una sucesión que conforma una totalidad coherente -psicológica e ideológica- en el espectador. Suelen utilizarse a partir de una banda de sonido previa, que establece un punto de apoyo por analogías o contrapuntos con la edición de las imágenes.
 
Rítmico
Es un concepto que engloba diversas significaciones. En función tanto de la longitud de los planos como de la composición de los encuadres. Intenta subrayar el impacto psicológico con una segunda sensación confiada al ritmo; en la que se deforma la realidad de alguna manera, ocasionando que el ritmo real de un suceso se retrase o acelere según lo que el autor quiere provocar. Se supone que todo tipo de montaje debe tener un ritmo adecuado. Pero la longitud de los fragmentos; la mayor o menor velocidad o interés de su contenido; las diferencias de composición visual entre unas y otras; la cadencia marcada por la pista de audio; permiten crear secuencias cuyo ritmo está especialmente subrayado. Repeticiones, cámara rápida, cámara lenta, destiempo y otras características de ese género, hacen posible una edición que no es narrativa, ni conceptual, sino rítmica. O que por medio del ritmo desenvuelve la narración o el concepto.
 
Paralelo
Se unen dos o más líneas narrativas, independientes cronológicamente. Normalmente se trata de sucesos que transcurren y se desarrollan a un mismo tiempo, pero en distintos lugares, creando una asociación de ideas en el espectador. El montaje permite observar uno y otro como señalando “mientras en A ocurre tal cosa, en B ocurre tal otra”.La finalidad es hacer surgir un significado a raíz de su comparación. Una característica es su indiferencia temporal, donde no importa que las diferentes acciones alternadas sucedan en tiempos diferentes o muy distantes entre sí.
 
Unos de los primeros sistemas de edición no lineas EL VIDEO TOSTER
Pero haboemos del ritmo en la edición.
Sucede que la edición de tipo rítmica es mucho más que eso. El ritmo en la edición puede ser tanto interno, como externo a la toma o el plano.
 
El ritmo interno de una toma lo determina el movimiento que exista al interior de esta, generado comúnmente por objetos que se desplazan, como también otras menos veces, el movimiento que podamos generar en los ojos de nuestro espectador al hacer que este siga las líneas de algún objeto inmóvil.
Es este ritmo interno, el que muchas veces nos servirá a modo de impulso para el movimiento del montaje entre un plano al otro. Queda un poco más claro entonces a qué se refiere la edición rítmica.
Desde ahora podemos eliminar entonces un importante y persistente mito en algunos colegas:
No necesariamente la secuencia con mayor cantidad de planos en menos tiempo, tiene mejor ritmo.

En la vida todas las cosas tienen su propio ritmo, los cambios de una luz a otra en el semáforo, las gotas de agua en una llave en mal estado, en fin, unos más pausados, otros más apresurados, pero ritmos al fin y al cabo.

 

 

El error de las personas es creer que el ritmo audiovisual debe ser rápido. Es muy común escuchar, “es lento, no tiene ritmo”. Se puede crear un ritmo propio, que no necesariamente debe ser en extremo apresurado y ser interesante y atractivo a la vez, pero sin duda esto demanda una cuota extra de creatividad en la planificación, sobre todo cuando el contenido de un encuadre no es lo suficientemente potente para atraer por sí mismo la atención del espectador.
Por lo tanto, podríamos decir que se pueden pegar muchos planos en un tiempo determinado y ser igual de monótono que el más monótono de los documentales.

 

You may also like...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close